Entrevistas — 11 octubre, 2011 at 9:04 pm

Entrevista a Carlos Sojo

by

sojoCarlos Sojo es Dr. en Ciencias Sociales de la Universidad de Utrecht (Países Bajos), Ex Director de FLACSO Costa Rica y se desempeña actualmente como Presidente de Socioanálisis América Latina

>> ¿Cuál considera que es la principal lección aprendida, en materia de protección social, de la experiencia latinoamericana desde el retorno de la democracia?

Adaptación y pertinencia. Creo que la formulación de políticas de protección social en los distintos países de la región debe revisar cuidadosamente la calidad de la adaptación y la pertinencia de las innovaciones que se pretenden poner en marcha, a menudo como resultado de la influencia de organismos multilaterales o de financiamiento o como resultado del intercambio de experiencias entre jerarcas facilitado por una amplia circulación a nivel regional.

No siempre las innovaciones son adaptadas apropiadamente, de modo que muchas veces se observan problemas relacionados con la capacidad técnica institucional, el financiamiento o el grado de apropiación por parte de los distintos actores sociales. La adaptación supone adecuar un marco de política a las circunstancias del entorno político, institucional, fiscal y social del país o la región; aspecto que cuando se pasa de largo puede claramente obstaculizar el desempeño de los programas. Cuando es pobre la adaptación se supone un principio erróneo de neutralidad tecnocrática. Ello conduce a problemas de desempeño y calidad del funcionamiento de los programas.

Respecto de la pertinencia, se trata de asegurar que la innovación derivada de la política que se impulsa atiende efectivamente prioridades sociales evidentes. La protección social es integral, pero no pueden saltarse etapas o presionar sistemas precarios, elementales o básicos, con requerimientos que, legítimos en otros contextos, simplemente no pueden ser atendidos simultáneamente. Si la pobreza extrema afecta a proporciones mayoritarias de la población, es necesario asegurar recursos para la satisfacción de las necesidades alimentarias de la población, sin lo cual la base crítica de la supervivencia física no puede garantizarse.

La pertinencia falla cuando se importan programas sociales que no responden claramente a las prioridades, simplemente porque están de moda o porque son recomendados por terceros.

>> Si tuviese que identificar a una iniciativa o programa social innovador de la región, ¿cuál elegiría y por qué?

Me parece que es claro que la región ha optado como un todo por las transferencias condicionadas de efectivo (TCE) como herramientas esenciales en materia de protección social. Creo que el boom de las TCE muestra luces y sombras: entre las luces destaca su contribución al aseguramiento de un nivel mínimo de ingresos y una provisión básica de servicios de salud y educación que, resolviendo la tensión entre selectividad y universalismo, ha contribuido a la disminución de los niveles de pobreza y exclusión social especialmente en los países donde se cumplen tres condiciones: los TCE abarcan proporciones significativas (cuasi-universales) de la población en condición de pobreza o pobreza extrema; las prestaciones en efectivos tienen una magnitud razonable en virtud del costo de vida y el déficit de ingresos de los sectores sociales.

Entre las sombras, la facilidad con que sistemas sociales precarios optan por programas TCE debido a su costo relativo menor y a sus altos rendimientos políticos de corto plazo. Es decir la propensión al uso clientelista, especialmente en contextos nacionales caracterizados por la debilidad institucional y la falta de sostenibilidad en las políticas. Además, los programas TCE no son útiles cuando la contraprestación estatal (en materia de oferta básica de servicios en salud y educación) no está asegurada ni es suficiente dada la escala de los problemas de privación y exclusión, de nuevo, especialmente en los países con menor desarrollo institucional en el campo social.

>> ¿Cuáles son los tres principales desafíos de la protección social en la región para la próxima década?

El alcance de la protección social. Es necesario redefinir el concepto de la seguridad social desde su enfoque tradicional centrado en la condición laboral como argumenta Castel, hacia contextos socioeconómicos donde el trabajo asalariado es escaso y no crece. El referente de la seguridad social futura debe ser la condición “laboral” lo que involucra definición sobre la actividad laboral “no pagada” de las mujeres, o la necesidad de acuerdos transnacionales alrededor de los derechos de protección sociales de los trabajadores migrantes y sus familias.

La universalidad. Como acertadamente recuerda Castel, la necesidad de atención selectiva diferencial a poblaciones heterogéneas, debe darse en el contexto de la garantía de satisfacción de derechos universales. Este es un desafío que los enfoque del Universalismo Básico o de las Garantías Sociales han planteado recientemente. Con independencia de los oferentes y la naturaleza de los programas, debe asegurarse el acceso de todos a un conjunto básico de satisfactores de derechos en todos los campos de la vida social.

La sostenibilidad: Este tema tiene una marcada impronta fiscal. En contextos económicos recesivos, las demandas sociales se incrementan y los recursos fiscales, especialmente los de origen tributario, se reducen. Los Estados deben asegurar mecanismos de financiamiento transversal y de largo plazo para reducir su vulnerabilidad ante los choques externos y mantener un flujo de recursos suficiente para atender de modo incremental las necesidades de una deuda social postergada. El otro componente de la sostenibilidad, es la estabilidad institucional y política. El cumplimiento de objetivos social tiene que responder a pactos nacionales amplios y consolidarse en políticas de Estado que no estén sometidas a los vaivenes electorales o a la expectativas de poderes fácticos. El vínculo entre metas de largo plazo y participación ciudadana es una tarea esencial en la definición de nuevos derroteros para el desarrollo humano en nuestra región.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.